martes, 10 de abril de 2018

910


Ya no soporto la ficción. Yo que empecé como lector devorando novelas, ahora me dedico a leer diarios, biografías y memorias. Incluso el cine se me está muriendo y prefiero con mucho los documentales. ¿Serán los años la causa de este cambio, será que me aburren ya los trucos literarios o será que yo, después de haber renunciado en mi vida a la realidad, la busco vicariamente en el género testimonial?